Estas son las 10 mejores series de 2018

Estas son las 10 mejores series de 2018

Voy a empezar por decir lo obvio para evitar malentendidos. Esta selección obedece al gusto personal e intransferible del autor de este blog y no pretende venderse como una verdad absoluta.

De hecho, busca generar una conversación sobre lo que a ustedes les parece lo mejor del año. Por favor, dejen sus comentarios en la parte inferior de esta página.

Evidentemente, tuve que dejar por fuera varias series excelentes, pero en esta lista incluyo las que considero merecen ser destacadas.

Vamos al grano.

10. Big Mouth

Mi primera elección para esta lista no aparece ni en las premiaciones de Hollywood ni en las recomendaciones de la crítica especializada, y me parece una total injusticia.

Big Mouth es una serie animada original de Netflix sobre un grupo de preadolescentes atormentados por los demonios de la pubertad.

Es una comedia atrevida, desvergonzada y hasta incómoda a veces, pero logra entretener y retratar esa etapa de la vida como muy pocas.

No tiene la popularidad de (Des)Encanto ni el pedigree de BoJack Horseman, pero resultó ser un gran acierto que le da un toque irreverente al catálogo de animación para adultos de Netflix.

Dónde verla: Netflix 🔗

9. Westworld

Para muchos críticos, Westworld es una de las grandes decepciones del año por pretenciosa, complicada y excesivamente violenta, pero yo la defiendo. Tal vez hablo desde el punto de vista de un fan, y no niego que tiene inconsistencias, pero esta serie logró en su segunda temporada atraparme por completo y darme momentos de belleza pura.

Es un espectáculo bombástico de acción y misterio que combina elementos de la ciencia ficción y el género western. En cada episodio, la serie formula muchas preguntas y entrega pocas respuestas. Los entendidos le llaman a este género narrativo “thriller cerebral”.

Westworld es un estudio sobre la naturaleza abusiva de los seres humanos y sobre el oficio de contar historias, crear personajes y entretener al público, en clara referencia al trabajo de quienes escriben guiones para películas y series de ficción (como Westworld), y de las compañías que financian este tipo de proyectos creativos (como HBO).

Reseña completa 🔗

Dónde verla: HBO Go 🔗

8. Homecoming

Este thriller vertiginoso protagonizado por Julia Roberts se desarrolla en una institución a donde llegan soldados con traumas de guerra para recibir apoyo psicológico y vocacional. Pero no todo es como lo pintan y el personaje de Roberts se empieza a cuestionar qué tan ético es lo que les están haciendo a los pacientes.

Bajo la excelente dirección de Sam Esmail (creador de Mr Robot), Homecoming desafía los formatos tradicionales de las series de drama y se lanza con 10 episodios de media hora. Su estilo se nota en la ostentosa composición de cada plano y también en la relación de aspecto de la pantalla que cambia según el estado mental de los personajes.

Esta serie se suma al creciente grupo de producciones que hablan de la crisis de salud mental que aqueja al mundo (como Maniac y Legion) y se aventura a retratar en la pantalla condiciones mentales como el trauma y la paranoia.

Reseña completa 🔗

Dónde verla: Amazon Prime Video 🔗

7. La maldición de Hill House

Si existe una serie que merece la pena ver a pesar del lúgubre estado emocional que produce es esta. El clamor popular que había leído en internet se queda corto para elogiar esta preciosa obra de ficción que me reconcilió con el terror.

Una familia parece estar predestinada a la tragedia y cada uno de los personajes carga con miedos y culpas que tendrá que confrontar para poder avanzar en la vida.

La estética es impecable y la dirección de Mike Flanagan es soberbia. Sin dejar de ser fiel a las fórmulas clásicas del género del terror, plantea un drama familiar profundo y conmovedor que utiliza la figura del fantasma como una representación alegórica del duelo como experiencia humana ineludible.

Reseña completa 🔗

Dónde verla: Netflix 🔗

6. One Day At A Time

Una joya brillante que ha pasado desapercibida en la avalancha de contenidos que publica Netflix constantemente.

La historia de una adorable familia cubana-americana intentando navegar las dificultades del día a día es la resurrección de la sitcom tradicional. Tiene todo lo que una buena comedia necesita: ritmo, humor y química actoral, pero también tiene relevancia social, lo cual la hace muy actual.

A esta serie no le da miedo pasar de la comedia ligera al drama intenso cuando toca temas serios como el machismo, el racismo y la homofobia. De hecho aprovecha cada episodio para educar a la audiencia sin llegar a ser ladrilluda.

La legendaria actriz Rita Moreno es el alma de la fiesta con su interpretación de la abuela Lydia, una personificación de todo lo que representa la migración latinoamericana en Estados Unidos.

Dónde verla: Netflix 🔗

5. Sharp Objects (empate)

Siguiendo la exitosa fórmula de Big Little Lies, HBO le encargó al genial director canadiense Jean-Marc Vallée la adaptación de un exquisito thriller de crimen y misterio con un elenco de lujo encabezado por la superestrella Amy Adams.

Su personaje Camille Preaker es un universo en sí mismo y esta serie se toma todo el tiempo y las libertades creativas que la TV permite en estos días para explorar todos sus oscuros y fascinantes recovecos.

Más allá de plantear un misterio central intrigante, esta miniserie logra construir una atmósfera tétrica, macabra, sensual y sofocante. La banda sonora, la edición, el ritmo y, por supuesto, el elenco, todo es un triunfo.

Dónde verla: HBO Go🔗

5. The Good Place (empate)

Esta serie es la clase de ética y filosofía más divertida de la historia. Narra el viaje de cuatro mortales al “más allá” donde serán juzgados por sus actos en vida y conocerán si sus buenas acciones les darán acceso al paraíso o no.

La primera temporada terminó en un giro que parecía difícil de superar, pero esta serie ha sabido reinventarse con muchísima creatividad.

Michael Schur, el creador de la serie, le apuesta de nuevo a un elenco de personajes adorables, una fórmula que le funcionó muy bien en Parks And Recreation, mi serie favorita de todos los tiempos.

Dónde verla: Netflix 🔗

4. The Terror

Esta miniserie británica utiliza la ficción para llenar los vacíos en la historia real de dos barcos militares británicos que se perdieron en el Océano Polar Ártico en el siglo XIX.

Al quedar atrapados en el mar congelado, la tripulación busca desesperadamente una forma de sobrevivir mientras una amenaza sobrenatural comienza a matarlos uno por uno.

Si bien se llama The Terror, esta serie es en realidad un thriller psicológico magníficamente escrito, dirigido y actuado.

Lo mejor de la historia son los constantes cambios en las estructuras de poder de este grupo de militares que viajaron al fin del mundo convencidos de su misión imperialista como descubridores y gobernadores del mundo.

Dónde verla: AMC 🔗

3. Killing Eve

La mejor sorpresa que me dio la televisión en 2018. Es un juego del gato y el ratón entre Eve (Sandra Oh), una detective del servicio secreto británico, y Villanelle (Jodie Comer), una asesina internacional tan letal como encantadora.

La dinámica entre las dos protagonistas se debate entre antagonismo y mutua obsesión. La acumulación de tensión y la combinación de momentos intensos con humor negro son geniales.

Esta serie de la BBC es el más reciente éxito de la excelente guionista londinense Phoebe Waller-Bridge, quien saltó al estrellato en 2016 al escribir y protagonizar las comedias Crashing y Fleabag.

En Latinoamérica, Killing Eve será emitida en 2019 por Paramount Channel.

Dónde verla: Paramount Channel 🔗

2. Atlanta

En su segunda temporada, esta aclamada serie de Donald Glover se vuelve más extraña y oscura que la primera, más trágica y absurda, pero a la vez más real (y surreal) que nunca.

Atlanta rompe los esquemas. Podríamos llamarla una comedia experimental que mezcla elementos de drama, crimen y suspenso. Pero en el fondo, es una radiografía de la experiencia afroamericana. Sin retoques, sin diplomacia. Directo a la yugular.

La temporada, titulada Robbin’ Season (temporada de robos), comienza con un atraco a mano armada en un restaurante de comida rápida que se convierte en un tiroteo de proporciones épicas. Esta escena establece el tono de los capítulos siguientes que retratan a la ciudad de Atlanta como una trampa mortal.

Reseña completa 🔗

Dónde verla: FX 🔗

1. Better Call Saul

La cuarta temporada de Better Call Saul demostró por qué esta brillante creación de Vince Gilligan y Peter Gould, los mismos responsables de Breaking Bad, es un ejemplo a seguir de cómo hacer un spin-off bien hecho.

Si buscan una serie profunda, intrigante y con personajes complejos, que lo desafía a uno a prestar atención a los detalles, aquí la tienen.

Me alegra que la serie no sucumbiera ante el clamor popular de traer de regreso a Jesse Pinkman o a Walter White para atraer televidentes. No lo necesita. Better Call Saul es una obra maestra por mérito propio.

Reseña completa 🔗

Dónde verla: Netflix 🔗

Jazid Contreras

Tengo los ojos cuadrados de ver televisión desde que tengo uso de razón. Periodista, pacifista, entusiasta de la tecnología y, sobre todo, ávido consumidor de historias. jazid@outlook.com