Netflix sube el nivel de su producción en español con Distrito Salvaje

Netflix sube el nivel de su producción en español con Distrito Salvaje

Si bien Distrito Salvaje sigue fórmulas ya conocidas en el cine y la TV de Norteamérica, es una historia inconfundiblemente latinoamericana que explora problemas como la violencia, la corrupción y la diferencia de clases con un sólido reparto de personajes interpretados por actores primera.

Admito que comencé a ver esta serie con mucho escepticismo. Pensé que seguiría la estrategia de Narcos, una caricaturización ligera de la realidad de Colombia para el entretenimiento del público internacional. Pero me encontré con un retrato mucho más acertado y respetuoso capaz de entretener y cautivar a cualquier audiencia.


Dónde verla: Netflix 🔗

¿De qué se trata?

La premisa de la serie está basada en un momento crucial en la historia de Colombia que es el reciente acuerdo de paz entre la guerrilla insurgente de las Farc y el Gobierno, y la consecuente desmobilización de miles de guerrilleros quienes están en proceso de reintegración a la sociedad civil.

Jhon Jeiver, el protagonista de Distrito Salvaje, es uno de ellos. Fue reclutado a la fuerza cuando era un niño y pasó 26 años con la guerrilla en la selva. Ahora busca rehacer su vida en la gran ciudad.

Él es un experto en combate, tanto armado como cuerpo a cuerpo, pero es un completo inepto en la vida citadina. Para él todo en la jungla de concreto es extraño, desde montarse en un ascensor hasta conversar con una mujer en una cita romántica.

Su nuevo trabajo como agente encubierto es infiltrarse en una organización criminal que opera al servicio de la clase política corrupta. Al mismo tiempo se reencuentra con su madre y con su hijo adolescente a quien no ve desde que nació.

¿Por qué hay que verla?

La estructura de Distrito Salvaje es la de un thriller clásico sobre crímen e intriga política, similar a Homeland. Tiene escenas de acción, tensiones sociales, dilemas morales y un poquito de drama familiar telenovelesco (hay que decirlo).

También hay que decir que este héroe no es un ser humano realista, pues tiene habilidades extraordinarias tipo Jason Bourne. Pero eso no lo hace menos cautivante. De hecho, su historia de vida le añade matices a su personaje que otros héroes de Hollywood no tienen.

Es importante destacar la notable interpretación de Juan Pablo Raba, quien se ha ganado a punta de talento y esfuerzo el estatus de estrella de cine y TV que tiene hoy en día. Su incursión en producciones de Hollywood como The 33, Agents of S.H.I.E.L.D. y Narcos le ha dado un nombre en la escena internacional y una confianza que se nota en la pantalla.

Esta serie no pretende explicar en detalle el complejo conflicto colombiano, pero hace un buen trabajo pintando el contexto sociopolítico sin volverse un ladrillo.

Por ejemplo, en el primer capítulo hay un diálogo entre Jhon y su compañero en la guerrilla Aníbal (uno de los villanos de la historia). El primero encuentra un panfleto que lo invita a desertar y el segundo lo convence de no hacerlo. Esta escena muestra cómo funciona la guerrilla por dentro y a la vez ayuda a definir las características de estos dos personajes.

Mi principal queja de la serie es que en los primeros episodios le cuesta construir un tono consistente. A ratos quiere ser un drama profundo con un trasfondo social complejo, pero a la vez quiere ser una película de acción con acrobacias y tiroteos.

Por fortuna, cada capítulo de Distrito Salvaje se pone mejor que el anterior y en el cuarto la serie encuentra el balance y sobre todo el ritmo adecuado. De ahí en adelante se convierte en un thriller excelente.

La interpretación de Cristina Umaña como la incorruptible fiscal Daniela León es digna de aplausos y ni hablar de Cristian Tappan quien interpreta a Apache, el líder de la organización criminal en la que Jhon se inflintra.

Apache pasa de ser un villano a una especie de antihéroe. En el capítulo 1×06 “Allanamiento”, invita a Jhon a su casa donde comparten una cena en la que el anfitrión pronuncia un monólogo maravillosamente escrito y actuado que revela su historia de vida y sus motivaciones para dedicarse al crimen.

Distrito Salvaje explora cómo muchas veces quienes participan en la guerra nunca tuvieron la posibilidad de escoger si querían hacerlo o no. También hace una crítica directa a las élites corruptas que gobiernan en América Latina, mientras exalta la labor de funcionarios que arriesgan su vida por intentar combatir esa corrupción.

Esta serie constituye un logro para la producción audiovisual colombiana que nada tiene que envidiarle a Hollywood. Con Distrito Salvaje, Netflix se apuntó un nuevo éxito y subió el nivel de sus producciones originales en español.

Jazid Contreras

Tengo los ojos cuadrados de ver televisión desde que tengo uso de razón. Periodista, pacifista, entusiasta de la tecnología y, sobre todo, ávido consumidor de historias. jazid@outlook.com