Por estas 5 razones Sense8 es una serie inolvidable

Por estas 5 razones Sense8 es una serie inolvidable

Netflix estrenó el final de Sense8, un especial de 2 horas que servirá de consuelo para los millones de fans que, con el corazón roto, inundaron las redes sociales con mensajes de ira cuando la plataforma anunció la cancelación de la serie tras solo 2 temporadas.

Los protagonistas de esta historia son 8 extraños que viven en extremos distintos del mundo: Reily (Londres), Capheus (Nairobi), Will (Chicago), Sun (Seúl), Lito (Ciudad de México), Nomi (San Francisco), Wolfgang (Berlín) y Kala (Mumbai).

Un buen día, descubren que tienen una conexión sobrenatural que les permite comunicarse telepáticamente. Cada uno de ellos puede ver, tocar y sentir a través del cuerpo de los demás, lo cual resulta útil cada vez que alguno se mete en problemas y necesita usar las habilidades de otro. Se convierten en una familia en la que todos se protegen mutuamente.

Cada sensate (nombre que la serie les da a quienes tienen este tipo de habilidades) tiene su propio conflicto personal, pero todos enfrentan un enemigo en común llamado BPO, una empresa que los persigue y los quiere exterminar.

Sense8 logró conectar de manera profunda con una comunidad de fervientes seguidores que nunca olvidarán a estos personajes. Algo similar ha pasado con otras series como Firefly y Freeks And Geeks, que fueron canceladas antes de tiempo pese al clamor de los fans y décadas después todavía se habla de ellas como ejemplos de la crueldad de la industria de la TV.

Por desgracia, esta creación de Lilly y Lana Wachowski (conocidas por películas como Matrix y Cloud Atlas) no logró acumular el prestigio y los premios que una producción de esta factura necesita para justificar el exorbitante presupuesto que requiere filmar en 4 continentes.

A continuación, explico 5 razones por las que Sense8 es una serie inolvidable.

Dónde verla: Netflix 🔗

Originalidad

Nadie puede acusar a Sense8 de ser una aburrida copia de otros programas. De hecho, es difícil de encasillar en un solo género, incluso uno tan amplio como la ciencia ficción. Es un producto único que toca temas interesantes como la posibilidad de desarrollar poderes como la telepatía y el drama de la exclusión social.

En ese sentido, tal vez las historias más similares sean X-Men y Héroes. Sense8 no es una historia de superhéroes, pero sí toma mucha inspiración de los universos narrativos que se originan en los cómics.

Esta arriesgada apuesta de Netflix se anotó varios aciertos: una premisa interesante, personajes entrañables y un entretenido balance entre secuencias de acción y momentos emotivos (muy Wachowski), ritmo vertiginoso y fotografía impecable.

Sin embargo, también tiene sus defectos. Hay mucho diálogo innecesario y cursi, las motivaciones de los villanos son confusas y lo que más me molesta es que todos hablan en inglés, incluso los diálogos entre personajes que no tendrían por qué hablar en un idioma distinto al suyo, como Wolfgang y su amigo Felix, por ejemplo. ¿No deberían hablar en alemán?

Diversidad

Si bien la televisión ha avanzado muchísimo en términos de representación de minorías, pocas series le dan tanto protagonismo a las historias y personajes LGBT.

Por ejemplo, Nomi y Amanita conforman una pareja lésbica, siendo una de ellas mujer trans y la otra cisgénero. Su relación es parte central de la historia y es fundamental para superar los obstáculos de toda la pandilla.

Obviamente por ser parte su propia experiencia, las hermanas Wachowski logran humanizar al personaje transgénero, retratan sus virtudes y defectos de una manera honesta y bien tratada.

Lo mismo pasa con la pareja gay que componen Lito y Hernando. Su amor los ayuda a enfrentarse a una sociedad machista y homofóbica, y también los ayuda a crecer como personas e inspirar a otros.

En el fondo, las historias de estos personajes son simplemente las de seres humanos como cualquier otro, porque su orientación sexual o identidad de género no son lo único que los define. Son personajes con aristas, lo cual los hace universales.

En cuanto a raza también hay diversidad en el reparto, aunque no tanta. Solamente 3 de los 8 personajes principales son de origen no europeo.

Empatía

Lo que las Wachowski quisieron retratar en esta historia es que la humanidad necesita más compasión, que cada uno de nosotros debería hacer un esfuerzo para superar el miedo al otro.

El mundo está cada vez más globalizado, pero también cada vez más dividido. Los líderes políticos mueven masas utilizando un discurso excluyente que promueve el odio a lo desconocido y deshumaniza a quienes son diferentes ya sea por su raza, nacionalidad, sexualidad o religión.

Los protagonistas de esta serie son una demostración de que la unión hace la fuerza. Tienen la capacidad de literalmente caminar en los zapatos del otro, entrar en su cuerpo, experimentar su realidad y sentir sus emociones. Una pintoresca metáfora sobre la empatía.

Acción

La violencia es uno de los trucos más viejos de Hollywood para entretener a su audiencia y esta nueva era de la televisión en plataformas de streaming es mucho más permisiva con la cantidad de sangre que corre en las pantallas de nuestras casas. Lo cual puede llegar a ser excesivo.

Yo, por ejemplo, me aburro fácilmente cuando una serie o película rellena secuencias enteras de violencia gratuita para tratar de disfrazar un guion flojo.

Pero Sense8 triunfa como serie de acción porque consigue utilizar el combate de maneras creativas, variadas y casi siempre como herramienta para avanzar la trama.

Sun, por ejemplo, es una maestra en artes marciales a quien siempre es un placer ver reventando a patadas a todos esos tipos malos.

Sexo

No cometan el error de ver esta serie con sus padres. Se van a sentir incómodos, sobre todo en ciertas escenas en las que 8 telépatas y sus respectivas parejas participan en orgías transcontinentales. Literalmente, todos contra todos.

Las Wachowski tienen un sello personal a la hora de integrar sudorosas escenas de erotismo en medio de tensionantes secuencias de acción. Funciona como válvula de escape para los personajes y como estimulación visual para la audiencia.

Hay que reconocer que algunas de las escenas sexuales son innecesarias, aunque no he escuchado a nadie quejarse por el exceso de sexo en este programa, en especial, porque los actores y actrices que conforman el elenco son superatractivos.

¿Ya vieron Sense8? ¿Qué es lo que más le gustó de esta serie?

¡Comenten y compartan!

Aquí les dejo un nostálgico detrás de cámara en el que los actores de la serie cuentan por qué Sense8 ha marcado sus vidas.

Jazid Contreras

Tengo los ojos cuadrados de ver televisión desde que tengo uso de razón. Periodista, pacifista, entusiasta de la tecnología y, sobre todo, ávido consumidor de historias. jazid@outlook.com