The Looming Tower, la imperdible serie sobre el 11 de septiembre

The Looming Tower, la imperdible serie sobre el 11 de septiembre

No es común que un producto de ficción sobre los ataques del 11 de septiembre de 2001 retrate de manera tan sincera el fracaso de la inteligencia estadounidense en la lucha contra el terrorismo.

The Looming Tower es una miniserie de 10 capítulos que revela cómo la rivalidad entre el FBI y la CIA dio pie al atentado terrorista más infame de la historia de Estados Unidos.

Basada en el libro de Lawrence Wright, ganador del premio Pulitzer, la miniserie narra los esfuerzos de las dos agencias por entender y contrarrestar el auge de la organización terrorista Al-Qaeda entre 1998 y 2001.

La amenaza era evidente para quienes estaban a cargo de investigación, pero al parecer era invisible para el gobierno estadounidense que no les prestó la atención suficiente ni el apoyo necesario en momentos cruciales.

Intriga política, conflictos humanos y un poco de historia reciente se entrelazan en este drama televisivo que está disponible en la plataforma de streaming Prime Video. Es perfecto para fans de series como Homeland, House Of Cards y películas como Zero Dark Thirty.

El personaje central es el agente especial del FBI John O’Neill (interpretado por Jeff Daniels), quien investigó durante años a la organización liderada por Osama Bin Laden, con olfato de sabueso y convicción inquebrantable.

O’Neill es el jefe y mentor del novato Ali Soufan (Tahar Rahim), un agente musulmán de origen libanés quien se convierte en pieza clave para perseguir a Bin Laden. Es uno de los pocos que habla árabe en el FBI, lo cual demuestra la poca importancia que le daba a Al-Qaeda en ese momento.

Soufan es retratado como un verdadero héroe patriota estadounidense, capaz de arriesgarlo todo por la seguridad de su paìs, incluso infiltrarse en las redes de colaboradores de Al-Qaeda para obtener información.

Él entiende que no se trata de una fuerza enemiga cualquiera y que no será suficiente ejecutar al jefe criminal para acabar con la amenaza.

Pero sus motivaciones van más allá de cumplir su trabajo como miembro del FBI. “Cuando la gente usa mi religión para justificar esta mierda, me ofende”, asegura.

Los protagonistas, O’Neill y Soufan, están basados en personas reales y la historia está contada desde sus puntos de vista. Pero la CIA, que no queda muy bien parada en esta historia, está representada por los personajes ficticios Diane Marsh (Wrenn Schmidt) y Martin Schmidt (Peter Sarsgaard), quienes lideran “Alec Station”, una división encargada de investigar exclusivamente a Osama Bin Laden.

La CIA se convierte en una piedra en el zapato para el FBI. Ambas agencias trabajan con el mismo objetivo, pero los continuos roces entre funcionarios de ambas partes entorpecen su labor, al punto de ocultarse información clave que pudo haber prevenido los ataques del 11 de septiembre.

Como serie de ficción, The Looming Tower es excelente. Es un drama bien logrado que logra enganchar a la audiencia con personajes complejos y una trama fascinante. Pero sobresale por su relevancia histórica y por examinar desde adentro qué fue lo que salió mal.

La intriga no se basa en cómo terminará esta historia, porque ya todos lo sabemos perfectamente, sino en cómo se desarrollan los hechos que llevaron a ese trágico final.

¡Alerta! Los siguientes párrafos contienen spoilers. Proceder con precaución.

Lo mejor de la serie es el personaje de John O’Neill, cuyo liderazgo y credibilidad quedaron manchados cuando extravió un portafolio con documentos confidenciales de inteligencia en un incidente que dejó en evidencia sus dificultades para mantener su vida personal bajo control y, eventualmente, le costó su puesto.

Tras su retiro del FBI, fue asignado como jefe de seguridad del World Trade Center pocas semanas antes de los atentados y pasó a la historia por la trágica ironía de haber sido uno de los pocos hombres capaces de prevenir el 11 de septiembre, pero por una combinación de errores propios y trabas del sistema, cayó en desgracia y terminó convertido en mártir.

Y, por supuesto, la interpretación de Jeff Daniels es brillante. Es un actor de cine veterano cuya carrera ha llegado a nuevas alturas en años recientes gracias a la televisión. En 2013 ganó un Emmy por su trabajo en la serie de HBO The Newsroom y sospecho que este año estará nominado otra vez por The Looming Tower.

Jazid Contreras

Tengo los ojos cuadrados de ver televisión desde que tengo uso de razón. Periodista, pacifista, entusiasta de la tecnología y, sobre todo, ávido consumidor de historias. jazid@outlook.com